El PP alegará contra la “limitación” de la participación en el pleno y para pedir un “mecanismo de reprobación”

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla y candidato a la Alcaldía, Beltrán Pérez, ha informado este miércoles de que su grupo formulará alegaciones al documento inicial de la reforma del reglamento del pleno, contra la “limitación” del debate de las mociones políticas y del turno ciudadano y en demanda de regular la enmienda a la totalidad a la hora del debate presupuestario y un “mecanismo de reprobación” de los miembros del Gobierno local cuando los mismos incurran en “reiterados incumplimientos”.

Recordemos que fue allá por julio de 2015, es decir al comenzar el actual mandato, cuando el pleno del Ayuntamiento hispalense aprobaba por unanimidad una moción del Grupo socialista, que gobierna en minoría con Juan Espadas al frente, destinada a modificar el reglamento del propio pleno, para hacerlo más participativo y transparente. Y es que las sesiones plenarias del Consistorio hispalense se llegan a prolongar más de diez u once agotadoras horas, con una dinámica que ha hecho a los propios partidos plantearse la accesibilidad y efectividad del actual formato.

La propuesta aprobada entonces, en ese sentido, implicaba la constitución de un grupo de trabajo entre todas las fuerzas políticas, para contar con un texto consensuado en un plazo de seis meses desde aquel momento, de cara a su aprobación.

No obstante, no fue hasta el pasado mes de julio cuando fue aprobado el documento inicial de la reforma del reglamento del pleno, un texto que mantiene la sesión en una sola jornada pero con una estructura modificada, mientras los portavoces de los grupos podrán realizar una pregunta directa al alcalde y debatir con él, los partidos seguirán contando con dos mociones pero una de ellas será debatida en la comisión correspondiente y en el pleno sólo será votada con un minuto para la explicación del voto y además será vista una propuesta derivada de las juntas municipales de distrito.

El documento inicial también concede carácter público a las comisiones delegadas e incorpora una comisión específica de control y fiscalización al gobierno de carácter pública y mensual, con preguntas directas orales a los delegados municipales, entre otros aspectos.

 

DE NUEVO AL PLENO

Al respecto, Beltrán Pérez ha expuesto que las pretensiones del Gobierno local pasan por elevar al pleno ordinario de este mes su propuesta definitiva de reforma del reglamento de funcionamiento de este órgano municipal, lo que le ha llevado a criticar el retraso acumulado en cuanto a la modificación del funcionamiento del pleno.

Sobre el fondo del asunto, ha mostrado el “profundo desacuerdo” del PP con la idea de que el pleno sólo debata una moción de cada grupo político y que la segunda sea debatida en la comisión correspondiente y después votada en el pleno. “Hemos propuesto un aumento de las competencias de las comisiones delegadas para que allí haya parte del debate, que los medios de comunicación y los vecinos puedan estar presentes y asistir a ellas y que luego se marque una posición concreta en el pleno en un debate reducido, pero no podemos aceptar que se produzca una reducción de las capacidades de la oposición”, ha avisado. Así, avisa de un intento de “limitar la capacidad” de la oposición.

En cuanto al turno ciudadano, advierte Beltrán Pérez de que “se pasa de que cuatro entidades ciudadanas puedan presentar sus preguntas a que sólo puedan hacerlo tres y, además, se pasa de que una entidad en concreto pueda presentar sus preguntas cuantas veces quiera a lo largo del año, a que sólo pueda hacerlo en tres ocasiones durante el año natural”. “No entendemos por qué el alcalde está promoviendo un retroceso en la participación ciudadana”, ha criticado.

 

OTRO “LÍMITE”

El nuevo texto, abunda el portavoz del PP, limitaría además “la posibilidad de admitir a trámite una pregunta sobre un asunto que ya se haya debatido y votado en el pleno o que haya sido objeto de alguna pregunta del turno ciudadano en el último año”, otro “límite” a la participación ciudadana que será objeto de las alegaciones del PP.

En sus alegaciones, más al detalle, el PP pedirá “suprimir todas estas limitaciones a la participación de los vecinos y de los grupos de la oposición”, partiendo de la base del carácter abierto de las comisiones delegadas del pleno para que asistan los medios de comunicación y vecinos a título individual, así como que se regule la enmienda a la totalidad a la hora del debate presupuestario y un “mecanismo de reprobación política ante los reiterados incumplimientos” de los acuerdos derivados de las mociones promovidas por los grupos políticos, que carecen de rango ejecutivo.

Para el PP, el incumplimiento de los acuerdos derivados de mociones de los grupos políticos “constituye una grave falta de respeto a la máxima institución política de ámbito municipal”, acusando al socialista Juan Espadas de ser “el alcalde más incumplidor” de la era democrática de Sevilla.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies